Avram Grant, cabeza de turco del descenso del West Ham

Comenzó el día después. Hoy se ve todo algo más frío aunque el golpe ha sido de los que duelen porque la verdad es que aunque sea un tópico, la plantilla del West Ham United no era ni mucho menos para descender a Championship. Pero las últimas semanas han sido desastrosas y parece que la fé en el entrenador no es que fuera mucha, es que era inexistente entre los jugadores y la directiva. Lo cual se ha visto en los resultados, claro.

Esto explica la rapidez (demasida diría yo) que se tomó el club en anunciar oficialmente pocos minutos después de finalizar el choque en Wigan que el técnico israelí era cesado inmediatamente y que no se sentaría en el banquillo de Upton Park para el último partido liguero ante el Sunderland. No me han gustado nada los modos: típica nota fría oficial en la web y para casa cuando los jugadores ni habían salido de la ducha del JJB Stadium. Estaba cantado que el ex entrenador del Chelsea no iba a seguir y que su salida era un secreto a voces. Supongo que no se le cesó porque no se pensaba que la catástrofe deportiva al final iba a ser la que ha sido, sino simplemente que se completaría un año regular en Premier pero habiendo llegado a sendas semifinales coperas. Es evidente que su labor es muy cuestionable (segundo descenso a sus espaldas tras el del Portsmouth) pero ni mucho menos es el único responsable.

Por lo pronto, de los dueños, está claro que David Gold está tomando las riendas en tres aspectos principales que ha compartido con Sky Sports:

– Designar a un entrenador lo antes posible para planear la configuración de la plantilla y de la pretemporada. Suena Steve McClaren…..recemos para que no venga. Si ficha, imagino que traerá a su asesor de imagen (sí, el bueno de Steve tiene asesor de imagen).

– Evitar la diáspora masiva de los jugadores considerados como importantes. Salvo Robert Green y Scott Parker (ver al internacional inglés en segunda división chirria bastante), parece que se desea retener a la mayor parte de las estrellitas. La base económica en Inglaterra está respetada al menos un año para los equipos que descienden desde la Premier, lo cual puede ayudar en este aspecto. Veremos si ellos están por la labor deportiva (lo dudo, salvo por los canteranos como Tomkins, Sears o Collison, o los que llevan mucho tiempo, como Gabbidon, que ya ha insinuado que sigue). A priori, no veo yo a Carlton Cole o Thomas Hitzlsperger jugando en segunda. Otra cosa es los que acaban contrato, que son libres desde ya mismo, como Kieron Dyer o Matthew Upson.

Mudanza al nuevo estadio olímpico tras los Juegos de Londres del próximo verano. Palabras mayores ahora mismo, por no decir que un sinsentido, irte a un estadio nuevo de 80.000 asientos….salvo que se ascienda en un añito, claro. Bueno, y faltan por resolver los recursos que presentaron Tottenham y Leyton Orient a la concesión del alquiler a los hammers. Veremos como acaba esta historia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: