Sin sorpresas en los partidos de las selecciones

A falta del amistoso Escocia – Brasil de esta tarde, la verdad es que se han cumplido los pronósticos en relación a los choques internacionales del viernes y ayer sábado. Aún así, no todo ha sido fácil ni mucho menos. Para no irse muy lejos, a España le costó mucho romper el entramado defensivo de la Rep. Checa para remontar el golazo del ex osasunista Plasil. Al final la lógica se impuso y los de Del Bosque intentarán cerrar la clasificación virtual para la Eurocopa de Polonia y Ucrania en el patatal de Kaunas ante Lituania pasado mañana.

En el Millenium Stadium no hubo partido y la verdad es que el nivel mostrado por el conjunto de Gary Speed (que debutaba en el banquillo) fue muy flojo. Dos zarpazos al principio del encuentro con un penalti transformado por Lampard y una contra que finalizó Darren Bent sentenciaron un choque que acabó siendo hasta aburrido. Pese al 0 a 2 (y que pudo haber goleada de escándalo) tampoco es que los ingleses enamoraran, aunque me quedo sin duda con Jack Wilshere, futuro (y presente) de este equipo y del Arsenal, junto a su rival ayer, Aaron Ramsey. Scott Parker fue titular y de hecho fue la pareja de Wilshere en el mediocampo, aunque su actuación no pasó de ser correcta.

La decepción del viernes fue sin duda Irlanda del Norte. Su primera derrota del grupo en el vacío estadio del Estrella Roja (debido a los graves incidentes de los ultras serbios en Génova hace unas fechas -como se puede apreciar en la foto- aunque hubo casi 300 seguidores británicos a los que se les permitió la entrada) vino además desde una remontada ya que los de Worthington se adelantaron por medio de Gareth McAuley. Sus opciones siguen abiertas y hay que reponerse para intentar batir a Eslovenia en Windsor Park el martes, algo al alcance de la mano ya que de hecho se les ganó a domicilio en 2010 al inicio de la fase de clasificación.

Y por último la Rep. de Irlanda venció con más sufrimiento que otra cosa en Landsdowne Road (Aviva Stadium por aquello de los patrocinios) ante Macedonia por 2 a 1, todos los goles en el primer tiempo. Protagonismo de Trappatoni, al que casi le vuelve a dar otro ataque en la banda, y del delantero del West Ham United, Robbie Keane, que anotó el segundo tras rechace del portero balcánico dentro del área pequeña. Portero que también se tragó el disparo desde fuera del área Aiden McGeady en el minuto 2 para adelantar a los irlandeses.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: