Polémicas por nacionalizaciones de futbolistas

Quizá el nombre de Ivan Rakitic no diga mucho en el mundo del fútbol de primer nivel al aficionado general. Sin embargo, hoy nos hemos enterado de una noticia que nos ha impactado pero que guarda un profundo trasfondo de polémica detrás. Rakitic, de 20 años, ex jugador del FC Basel suizo fue fichado por el Schalke 04 alemán. Del equipo de Gelsenkirchen llega la noticia de que el futbolista ha sido amenazado de muerte por renunciar a la selección croata y guardar fidelidad al país helvético, que es donde ha crecido.

No es la primera vez que nos encontramos con este tipo de polémicas en el fútbol de hoy en día, donde intereses de clubes o federaciones chocan con sentimientos patrios y decisiones personales de los propios jugadores. En el caso de los croatas además no es el primer caso con un joven cuya familia tiene sus orígenes en el país balcánico. El delantero de Banfield, Darío Cvitanich, también fue tentado para que tomara la decisión de vestir la camiseta de Croacia. Daniel Bilos, ariete de San Lorenzo de Almagro de casi 2 metros de altura, fue incluso convocado por Croacia, pero rechazó todas las proposiciones que le llegaban de Europa y al final tuvo premio pues fue convocado por Argentina (marcó gol contra España en amistoso jugado en la Nueva Condomina de Murcia).

A la inversa tenemos un caso relativamente reciente y llamativo que no es otro que el de Eduardo da Silva, brasileño de nacimiento, pero que llevaba desde pequeño viviendo en Croacia. Tras despuntar en el fútbol de este país (lo acaba de fichar el Arsenal en el mercado de verano procedente del Dínamo de Zagreb) es el delantero estrella de la selección balcánica.

Suramérica es un caso paradigmático y con casos que han tenido eco internacional. Camoranesi (Italia) y Trezeguet (Francia), criados en Argentina, respondieron a la llamada de potencias europeas. Otro de los casos más famosos ha sido el del delantero del Real Madrid, Gonzalo Higuaín, que ha rechazado la llamada de Francia en una clara muestra de su postura a priori de jugar con Argentina, siendo que nació en territorio galo (concretamente en Brest, en cuyo equipo jugaba el padre de Gonzalo). Raymond Domenech contaba con él para una amistoso contra Grecia a finales de 2006 pero el Pipita rechazó la oferta, hecho que también sucedió con una convocatoria sub 20 de Argentina, lo que demuestra que nunca ha tenido claro con quién jugar.

De todas maneras, deseamos la mejor de las suertes a Rakitic allá donde juegue y esperamos que casos como éstos no enturbien el espectáculo del fútbol, muchas veces mezclado con aspectos que nada tienen que ver con el deporte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: